Participamos en el VIII Congreso Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental CONEIA 2015

02 Mar2015

En próximas fechas (del 11 al 13 de marzo de 2015) se celebra en la ciudad de Madrid el VIII Congreso Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental (CONEIA 2015), bajo el tema general “Nuevos retos de la Evaluación Ambiental” organizado por la Asociación Española de Evaluación de Impacto Ambiental (AEEIA) de la que somos asociados colaboradores .

 header_a

Nuestra aportación al mismo, además de mostrar nuestro apoyo a su celebración, se concreta en la asistencia y participación en sus eventos y se destaca con la comunicación oral que nos ha sido aceptada por el comité científico para el área temática de:

  • Novedades legislativas en evaluación ambiental.

 

El resumen de esta comunicación es:

TÍTULO de la comunicación:

LA INSEGURIDAD JURÍDICA DE LA NUEVA LEY DE EVALUACIÓN AMBIENTAL

RESUMEN de la comunicación:

La Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental constituye un empeoramiento del marco jurídico en diversos aspectos; destacando:

  • “Reducción de plazos” transmitida como principal motivación no es tal, únicamente “acorta” el procedimiento de EIA denominando parte de las fases que antes lo componían “actuaciones previas”. El ahora denominado procedimiento de evaluación ambiental se inicia mucho más tarde en el tiempo.
  • La EIA simplificada constituye un mero artificio, no siendo un verdadero procedimiento de EIA: antes se llamaba “consulta” disfrazado de “procedimiento de EIA simplificada”.
  • Desmesuradas las idas y venidas de documentación. Cuando está completo el expediente en las actuaciones previas, el Órgano Sustantivo lo remite al promotor para que éste lo presente nuevamente ¡ante el mismo órgano!
  • Numerosos informes a emitir por la Administración: se solicitan y si no se emiten dentro del plazo previsto ¡se vuelven a pedir! Y si tampoco se hace, sigue sin ocurrir nada efectivo que no sea la paralización del expediente.
  • Absoluta inseguridad jurídica ante la posibilidad de archivo del expediente por inadmisión de manera arbitraria. La Ley da criterios básicos, pero se hará sin pedir informes, dado el plazo previsto y la no necesidad de los mismos.
  • Ante la falta de informe preceptivo, el Órgano Ambiental puede declarar la imposibilidad de continuar con el procedimiento y obligar al promotor a acudir a la Justicia.
  • El promotor, en base a alegaciones e informes, puede elaborar nueva versión del proyecto y del EsIA. Si bien variar el proyecto sometido a información pública puede ser motivo de nulidad del procedimiento de no repetirla.
  • Queda fuera de lógica que el Órgano Ambiental requiera al Órgano Sustantivo si hay defecto en la tramitación realizada por éste para que lo subsane y si pasan 3 meses sin que se cumpla, entonces se archive el procedimiento.

 

Aprovechamos desde aquí para agradecer el interés y la confianza mostrados, esperando poder contribuir al éxito del congreso.

AmbiNor

Los comentarios están cerrados.