Por fin se consigue la autorización de una planta de valorización y vertedero de residuos industriales no peligrosos en Valladolid

09 Nov2016

161108-bg-smvalveni-fsa_1Tras dos años de estudios y trámites, en octubre se ha obtenido por fin la Autorización Ambiental Integrada de la planta de valorización y vertedero de  residuos industriales no peligrosos que dará servicio al noroeste de Castilla y León, como contemplaba el Plan Integral de Residuos de la comunidad autónoma (PIRCYL).

La instalación ha sido promovida desde el ámbito privado por una empresa participada por SERTEGO y BIOTRAN, ambas sociedades con un profundo conocimiento del sector y una experiencia intachable en la región, cuestiones ambas trascendentes para sacar adelante un proyecto de esta complejidad. Y AmbiNor ha coordinado todos los trabajos requeridos para el éxito del proyecto de autorización.

La planta de clasificación y reciclaje tendrá capacidad para 50.000 t/año, y el vertedero se espera que reciba del orden de 170.000 t/año

¿Por qué es tan importante esta instalación? La porque planta y sobre todo el vertedero vienen a subsanar un problema histórico del área más industrializada de la región, ubicada en el eje Burgos-Valladolid-Palencia; y un conflicto de las empresas especializadas que habían visto cómo progresivamente desaparecían las alternativas de eliminación de residuos no reciclables con el blindaje de la entrada de estos residuos a algunos vertederos de residuos urbanos de la comunidad, donde habitualmente se destinaban los residuos a falta de un emplazamiento especializado adecuado en un entorno próximo.

Son numerosas las iniciativas que, desde finales de los años 90 del siglo pasado, han intentado sacar adelante un proyecto de estas características. Incluso desde la Administración se promovió un procedimiento de concurrencia entre los años 2008 y 2010 para dotar a la región de un centro de estas características en el eje Valladolid-Palencia; proyecto que tras numerosos avatares administrativos y económicos acabó en el olvido.

161108-bg-smvalveni-fsa_2Pero ha habido que esperar casi 7 años más hasta que se haya conseguido la autorización de esta planta y vertedero de residuos, que vendrá a facilitar la implantación industrial en el entorno de Valladolid –hoy los servicios ambientales son esenciales para garantizar el desarrollo a través de la implantación de empresas-; y a resolver un problema ambiental al proponer un destino adecuado a residuos valorizables y no valorizables.

Desde AmbiNor hemos participado en las primeras etapas de la planificación, ayudando a la identificación de la viabilidad del proyecto y búsqueda del emplazamiento adecuado en términos ambientales, legales, administrativos y económicos. Y por supuesto en todos los trámites subsiguientes: estudios hidrogeológicos, botánicos, de compatibilidad con la Red Natura 2000, Estudio de Impacto Ambiental, Autorización Ambiental Integrada y supervisión de proyecto y memoria urbanística. Dos años de esfuerzos, exitosos gracias a nuestra experiencia en este tipo de proyectos integrales.

A día de hoy la planta es ya viable, pero aún se busca el apoyo de su declaración como Proyecto Regional por la indudable utilidad pública e interés social de la instalación para el conjunto de la comunidad autónoma, lo que requiere un Decreto de la Junta de Castilla y León en este sentido, que se espera esté publicado en los próximos meses. Con este proyecto se finaliza la red de centros prevista en el PIRCYL, que debía dar cobertura en conjunto a unas 400.000 t anuales de residuos generados en las industrias, y en los procesos de valorización de otras plantas de tratamiento de residuos del entorno.

Entre las sombras del proyecto, el que una instalación que contempla un trámite de 9 meses según la normativa, requiera al final 19 por sucesivos retrasos administrativos y barreras de diversa índole. Pero ese merece por sí mismo un post.

Esperamos poder compartir con vosotros próximamente la publicación del Proyecto Regional.

 

AmbiИor

Los comentarios están cerrados.