El Programa de Prevención de Residuos de Burgos, a examen

16 Sep2014

140916 Bg PlanPrevenciónBU2 (FSA)_AA lo largo de septiembre, el primer borrador del Programa de Prevención de Residuos del municipio de Burgos, estará disponible en la Web del Ayuntamiento para recoger opiniones, consideraciones y opciones de mejora de los ciudadanos y de los grupos de interés a los que afecta, particularmente entidades de economía social, sector comercial y hostelero, y representantes de los vecinos de Burgos.

El objetivo es poder aprobar el Programa en octubre, y exponerlo a los órganos de representación municipales, para lanzar las actuaciones contenidas en él.

De momento, el Ayuntamiento ya está trabajando en algunas medidas que, si bien no son estrictamente de Prevención, por su indudable impacto sobre el medio ambiente y la necesidad de un desarrollo en largo plazo, se ha considerado conveniente lanzarlas con urgencia en el marco de este programa: nos referimos a los proyectos piloto para recogida separada de biorresiduos en algunos barrios de la ciudad, con el fin de poder extender en el futuro la iniciativa a todo el municipio, según los resultados que se obtengan.

Hasta ahora, en Castilla y León sólo en Valladolid se efectúa una recogida separada de la materia orgánica generada en hogares y comercios, pero con un modelo de separación muy distinto al que ahora se propone, de 5 contenedores. El proyecto piloto deberá proporcionar el aprendizaje necesario para que dicha recogida sea eficiente en términos de calidad del residuo separado, y en términos económicos.

Pero el Programa de Prevención contiene muchas otras medidas, muy concretas algunas de ellas, orientadas en torno a la sensibilización y formación; a la reducción del despilfarro alimentario; a la extensión de la administración electrónica; a la sostenibilidad de los eventos que se celebren; o a la inclusión de criterios de “compra verde” en las licitaciones municipales, que valoren la aplicación de técnicas de reducción de la generación de residuos.

Burgos parte de una situación envidiable, tanto por la existencia de un sólido historial en su persecución de la excelencia medioambiental, como por el hecho de que ya alcanzado el objetivo nacional planteado para 2020, de reducir la generación de residuos un 10% respecto a la producción de 2010. Por eso se puede permitir proponer objetivos más ambiciosos: un 12% de reducción en 2017 y un 15% en 2020.

El reto, sin embargo, no es baladí: la reducción de la generación de residuos se ha logrado con “ayuda” de la crisis económica, que ha reducido el consumo, y ello se refleja en los residuos generados por comercios y ciudadanos. Por tanto habrá que trabajar intensamente en desvincular crecimiento económico de generación de residuos, un reto de carácter europeo, en el que las entidades locales pueden y deben participar.

El Programa de Prevención, para cuya materialización el Ayuntamiento ha suscrito un contrato con AmbiNor, se ha basado en el Programa Estatal de Prevención de Residuos 2014-2020, aprobado en noviembre de 2013, y en el análisis de centenares de medidas contenidas en otros instrumentos de prevención en materia de residuos.

Burgos se convertirá en uno de los primeros municipios españoles, junto con Barcelona o San Sebastián, en contar con un Programa de Prevención de Residuos conforme a la Ley 22/2011 de Residuos, incidiendo una vez más en su carácter pionero en cuestiones de sostenibilidad.

 

AmbiNor

Los comentarios están cerrados.