Cómo abordar la promoción y autorización de una actividad, tras la aprobación de la nueva Ley de Prevención Ambiental de Castilla en León

11 Nov2014

BidonesEl 17 de noviembre entra en vigor la nueva Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León (Ley 8/2014, que modifica la Ley 11/2003), que va a cambiar sustancialmente la relación de los titulares de instalaciones industriales y comerciales, nuevas o que se vayan a modificar, y promotores de proyectos con la Administración.

En este post desgranamos alguno de esos cambios, que tú, como titular de una empresa, debes conocer. A nuestros suscriptores, además, les entregamos el texto consolidado de la Ley con todos los cambios. (Si quieres recibirlo tú, deja una respuesta en el formulario al pie de este post, con tus datos -no se harán públicos-, y te facilitaremos el enlace para su descarga).

Vamos con ello.

¿A quien afecta la Ley, y en qué ámbitos?

Actividad_IndustrialLa Ley afecta a todas las instalaciones industriales y proyectos de actividad desarrollados en Castilla y León: tanto a los nuevos que se pretendan implantar, como a los existentes que pretendan modificar o ampliar su negocio. ¡Ahí es nada!

Se regulan dos cuestiones trascendentes: la evaluación de impacto ambiental (EIA) de nuevos proyectos; y el procedimiento de autorización de la instalación, que puede ser uno de los siguientes (de más sencillo a más complejo):

  • –  Comunicación Ambiental (CA)
  • –  Licencia Ambiental (LA)
  • –  Autorización Ambiental Integrada (AAI, que en Castilla y León, pierde el apelativo de “integrada” y se denomina simplemente Autorización Ambiental)

Esto no cambia respecto a la Ley antigua, lo que sí cambia, y de forma importante, son los proyectos concretos que han de someterse a cada uno de estos regímenes o trámites, y la forma de tramitar éstos.

Los cambios ¿son para bien, o para mal?

Es una buena pregunta… Hemos de reconocer, que esta Ley, que viene a reemplazar, en la práctica, la que existía desde 2003, simplifica los trámites y requisitos, e incluso a reduce los plazos de muchos de ellos (al menos sobre el papel), lo cuál es una excelente noticia.

No obstante, la Ley es heredera de unas normas de rango nacional, bastante recientes, que regulan el régimen de autorización de las instalaciones y proyectos más significativos: la Autorización Ambiental Integrada (Ley 5/2013), y la Evaluación de Impacto Ambiental (Ley 21/2013). Por tanto la libertad de acción en estas materias, es reducida.

Esta Ley en el fondo “traspone” la normativa nacional al ámbito autonómico. ¿Qué significa eso? Pues que los trámites y requisitos para proyectos sometidos a AAI o EIA son prácticamente los mismos que los que se establecen en el ámbito nacional, por lo que desaparecen las dificultades que en muchos casos existían para poder cumplir a la vez con una norma autonómica y la norma nacional: ahora ambas son casi la misma cosa.

Veremos en este texto algunas de las modificaciones de más interés. Pero vamos a empezar por lo que no cambia.

Lo que no cambia:

En cuanto al régimen de autorización aplicable a una nueva instalación o actividad, se conserva el esquema de 2003:

  • – Se definen las instalaciones sometidas al régimen de AAI (que son las que contempla la legislación nacional, más la fabricación de neumáticos y la de vehículos)
  • – Se definen en un anexo (el V) las sometidas al sencillo régimen de Comunicación Ambiental (CA)
  • – Y todas las que no están en ninguno de los dos grupos anteriores, y que de forma abstracta se considere que pueden ocasionar molestias, perjuicios ambientales, riesgos para las personas o problemas de salubridad, quedan sometidas al Licencia Ambiental (LA), como venía siendo hasta ahora.

Sobre este último punto se introduce, sin embargo, una modificación importante: se excluyen de LA las que estén sometidas a EIA ordinaria, con lo que se evitan duplicidades en las tramitaciones y se reducen los plazos globales para poner en marcha una actividad sujeta a EIA.

Es importante resaltar también que se excluyen del ámbito de la Ley (y por tanto no están sujetas a autorización ni a EIA) las actividades o instalaciones utilizadas en I+D, si bien se introduce el requisito de que deben ser reconocidas como tales por los órganos competentes para ello.

Cambios generales sobre el régimen de autorización

Se clarifica, en nuestra opinión de forma adecuada, las situaciones en las que sobre un mismo proyecto o instalación se solapan varias actividades sujetas, cada una de ellas, a un régimen distinto (CA, LA o AAI). En estos casos, se aplicará siempre el régimen más estricto al conjunto de las instalaciones.

Otro cambio se refiere a la modificación de actividades existentes, muy importante para las empresas, y es que el procedimiento que ya se reconocía para las modificaciones sustanciales y no sustanciales de una AAI existente, se extiende también a las LA y las CA. Por tanto, por ejemplo, una industria que cuente con Licencia, a partir de ahora podrá realizar cambios con una mera comunicación si éstos se consideran “no sustanciales”, y el plazo para determinar si es o no sustancial es de tan solo 1 mes.

Otro concepto que se extiende a todas las actividades sometidas a esta Ley (y que, como dijimos, son casi todas) es el del “Valor límite de emisión”, que son los límites que se imponen en las autorizaciones, a las emisiones de contaminantes. Se concreta la forma de fijar dichos límites para las actividades sujetas a LA y CA, puesto que para las AAI se mantienen los criterios de la norma nacional.

CyL_L8-2014_PrevenciónAmbiental_Página_01Finalmente, la Ley reconoce la posibilidad de que la AAI y la LA incorporen otros permisos más allá de los ambientales, lo que facilita los trámites pertinentes.

Una vez obtenida la AAI o LA, según corresponda, el inicio de la actividad es más sencillo: basta con presentar una declaración responsable, efectuándose posteriormente la correspondiente inspección por parte de la CCAA o el Ayuntamiento respectivamente: antes esa inspección era previa al inicio de la actividad.

Una vez otorgada la LA o la AAI, su vigencia es indefinida, no debiendo renovarse periódicamente como venía siendo hasta ahora, sino que sólo será revisada a instancias de la Administración cuando se requiera por cambios legales, aparición de mejores técnicas u otras razones tasadas. La revisión de oficio de la LA es un concepto legal nuevo.

En cuanto a aquéllos cambios de la actividad que varíen su “estatus administrativo” (por ejemplo, la instalación pase de estar sujeta a AAI, a estar sujeta a LA, o viceversa), se regula claramente cómo se van a tratar administrativamente, y en el ejemplo citado, se otorga un plazo de solo 2 meses a la CCAA para resolver: una nueva muestra de agilización de la Administración.

Cambios en la Autorización Ambiental

En general, se asume como propio el régimen legal establecido por la Ley nacional, y por tanto se incorporan sus novedades:

  • –  se clarifica qué actividades ubicadas en un mismo emplazamiento, han de incluirse bajo una misma AAI, que son todas las que guarden una relación técnica con la principal, y que puedan tener repercusiones sobre la contaminación.
  • –  se reconoce expresamente la posibilidad de que una AAI ampare actividades de varios titulares. Esto puede ocurrir, cuando en una gran industria se incorporan plantas de sus proveedores, bajo la titularidad de éstos (es clásico el caso de las empresas de pintura implantadas dentro de empresas de fabricación de automóviles). Se simplifica así la tramitación, que puede ser conjunta.
  • – la AAI incorpora expresamente los permisos de vertido a colector municipal, lo referente a compuestos orgánicos volátiles, y gases de efecto invernadero.
  • –  se reduce el plazo de tramitación de 10 a 9 meses, aunque en la práctica no tendrá seguramente ninguna repercusión.

Hay un cambio importante, en el artículo 11.2, que permitirá agilizar la construcción de una planta: hasta ahora, era preciso obtener la AAI de forma previa a la licencia de obra Sin embargo, ahora eso solo es así cuando la actividad prevista pretenda implantarse en suelo rústico, por lo que si lo hace en un polígono industrial, puede obtener esa licencia de obra y por tanto construir, antes de que se resuelva la AAI.

Hasta ahora, esto se lograba solicitando una primera licencia de obra para levantar las navas “sin actividad”, pero esta solución es indudablemente mejor, y más segura para el promotor.

La nueva Ley incorpora muchos cambios en la forma de tramitación, que abordaremos en otro post de forma detallada, pero en general la descripción del proceso es más clara y detallada que en la antigua Ley.

Cambios en la Licencia Ambiental

Siguiendo la tendencia indicada más arriba, se equiparan algunas cosas de la AAI, en la LA:

  • – Se establece que las actividades ubicadas en un mismo emplazamiento, que guarden una relación técnica con la principal, y que puedan tener repercusiones sobre la contaminación, se incluirán todas bajo una misma Licencia Ambiental
  • – Se reconoce expresamente la posibilidad de que una LA ampare actividades de varios titulares diferentes

La tramitación se modifica sustancialmente, dejando casi todo el peso sobre los Ayuntamientos, puesto que la CCAA solo informa en algunos casos, que son:

  • – cuando la actividad está sujeta a EIA simplificada y se resuelve que no pase por EIA ordinaria
  • – cuando la actividad no está sujeta a EIA pero requiere una Autorización de Uso Excepcional de Suelo Rústico

Como consecuencia, desaparece el catálogo de actividades que quedan exentas del informe previo del órgano ambiental, lo que obviamente simplifica la norma y reduce el abanico de trámites disponibles.

Muchos de los plazos del trámite se reducen a la mitad, entre ellos el otorgar o no la LA, que pasa de 4 a 2 meses.

Cambios en la Comunicación Ambiental

Empecemos por decir que desaparece la potestad de los Ayuntamientos para sustituir el régimen de comunicación por el de Licencia Ambiental, reduciendo así la discrecionalidad, y la posibilidad de que una actividad en un municipio pueda promoverse sencillamente, y en el de al lado requiera de 1 año para su implantación.

La nueva Ley detalla los documentos a aportar con la CA (antes no lo hacía), y establece que se debe presentar una vez finalizadas las obras (que por tanto pueden ejecutarse solo con la licencia de obra, cuando sea precisa), y con anterioridad al inicio de la actividad.

¿Cómo queda el procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental?

OLYMPUS DIGITAL CAMERALa EIA se asimila completamente a lo que establece la normativa nacional en la ahora denominada Evaluación Ambiental (Ley 21/2013), con todas las ventajas e inconvenientes que esta norma tiene, y que hemos desgranado en otras contribuciones (ver por ejemplo “La inseguridad jurídica de la nueva Ley de Evaluación Ambiental”).

Sí regula, de forma muy precisa, cuándo ha de ocuparse de los trámites fundamentales (consultas, información pública,…) el órgano sustantivo, y cuándo el órgano ambiental:

Instalaciones sometidas a………

AUTORIZACIÓN AMBIENTAL

LICENCIA AMBIENTAL

COMUNICACIÓN AMBIENTAL

EIA ORDINARIA

Órgano sustantivo o el que autoriza el proyecto

Órgano Ambiental de la CCAA

EIA SIMPLIFICADA

Órgano Ambiental de la CCAA

En la normativa nacional el peso de estos trámites recae en el órgano sustantivo, lo que supone uno de los mayores inconvenientes procedimentales de esa norma, por lo que consideramos que en esta Ley autonómica se mejora de forma importante este tema.

¿Alguna conclusión sobre el nuevo régimen de licencias y autorizaciones?

En general la nueva norma es más clara, homologa en buena medida los regímenes de intervención administrativa usados, y facilita los trámites, al homogeneizar muchos criterios con las correspondientes leyes estatales, incluso en aspectos que no son normativa básica.

Aun así, la mayor parte de los promotores tendrán que seguir contando con el apoyo de expertos en el proceso de autorización de una instalación, tanto en la definición de la estrategia de tramitación, como en la preparación de los documentos necesarios, con el fin de evitar costosos retrasos en la obtención de una autorización que permita ejercer la actividad: cualquier error puede suponer retrasos de meses en el lanzamiento de un nuevo negocio.

——-

En AmbiNor estamos especializados en TRÁMITES DE LEGALIZACIÓN DE ACTIVIDADES, particularmente Autorización Ambiental Integrada. Nuestra experiencia y referencias están a su disposición para que los trámites ambientales no constituyan un obstáculo para su empresa.

Si desea solicitarnos cualquier información a este respecto, no dude en escribirnos a info@www.ambinor.com y nos pondremos en contacto con Ud. en 24 horas.

 

Y si este post te ha parecido útil, divúlgalo en LinkedIn o twitter. ¡Gracias!

 

Fuentes:

  • Ley 11/2003, de 8 de abril, de Prevención Ambiental de Castilla y León (modificada por la Ley 8/2014, de 14 de octubre)
  • Ley 16/2002, de 1 de julio, de Prevención y Control Integrados de la Contaminación (modificada por la Ley 5/2013, de 11 de junio)
  • Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental

11 Respuestas a “Cómo abordar la promoción y autorización de una actividad, tras la aprobación de la nueva Ley de Prevención Ambiental de Castilla en León”

  1. María González 11/11/2014 17:50
    #

    Muy completo e interesante, gracias.

    Me apunto para recibir el texto refundido.

    Saludos

  2. Javier Mata 12/11/2014 08:14
    #

    Hola, me gustaría recibir el texto comentado de la ley.
    Gracias y un saludo.

  3. AINTZANE 12/11/2014 18:29
    #

    Me gustaría recibir información sobre la ley 8/2014

  4. Cristina Estévez 13/11/2014 09:55
    #

    Buenas,

    He leído el interesantísimo artículo sobre la nueva Ley de Prevención Ambiental de CyL y me gustaría recibir el texto refundido con las anotaciones aclaratorias del que habláis al principio del post.

    Gracias y un saludo.

  5. Erika 17/11/2014 10:13
    #

    Buenos días,

    Me gustaría recibir el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla en León.

    Gracias!

  6. raquel malo 18/11/2014 13:35
    #

    Buenos días,

    Desearía recibir el texto refundido de la Ley.

    Muchas gracias,

  7. Eugenio 23/11/2014 13:34
    #

    Me gustaría recibir el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla en León.

    • Eugenio 23/11/2014 13:35
      #

      Interesante resumen de la Ley

  8. María 27/11/2014 10:35
    #

    Buenas,

    Muy interesante el artículo sobre la nueva Ley de Prevención Ambiental de CyL y aclaratorio. Me gustaría recibir el texto refundido con las anotaciones aclaratorias del que habláis al principio del post.

    Gracias y un saludo.

  9. José Ignacio 01/12/2014 10:59
    #

    Me gustaría recibir el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla en León.

  10. Pablo I 04/12/2014 12:41
    #

    Me gustaría recibir el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla en León. Muchas gracias