Nuevas mejores técnicas disponibles (MTD) en el tratamiento de los residuos

15 Oct2018

Residuos_MTDEl pasado 17 de agosto de 2018, se publicaron las conclusiones  sobre las mejores técnicas disponibles (MTD) en el tratamiento de los residuos. El objetivo principal de estas conclusiones MTD es el de reducir las emisiones de diferentes instalaciones de tratamiento de residuos (tanto residuos peligrosos como no peligrosos), pero no sólo eso, sino también el impacto medioambiental que éstas pueden causar, como puede ser aspectos como la eficiencia energética, la eficiencia de los recursos, prevención de accidentes, ruido y olor, etc.

Son muchas las instalaciones afectadas, pero no son todas las instalaciones de gestión de residuos actualmente autorizadas. Las actividades afectadas son concretamente las de los siguientes epígrafes del Anexo I de la Directiva 2010/75/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 24 de noviembre de 2010, sobre las emisiones industriales.

  • 5.1 Eliminación o valorización de residuos peligrosos con una capacidad superior a 10 toneladas por día que impliquen alguna o varias de las siguientes actividades: […]
  • 5.3 Eliminación de residuos no peligrosos con una capacidad superior a 50 toneladas por día que impliquen alguna o varias de las siguientes actividades, y excluyan las actividades contempladas en la Directiva 91/271/CEE del Consejo : […]
  • 5.5. Almacenamiento temporal de residuos peligrosos no incluido en el punto 5.4 del anexo I de la Directiva 2010/75/UE en espera de la aplicación de alguno de los tratamientos mencionados en los puntos 5.1, 5.2, 5.4 y 5.6 de ese mismo anexo con una capacidad total superior a 50 toneladas, excepto los almacenamientos temporales, en espera de la recogida, ubicados en el lugar donde dichos residuos se han generado.
  • 6.11. Tratamiento independiente de aguas residuales no contemplado en la Directiva 91/271/CEE del Consejo y vertidas por una instalación que lleve a cabo actividades contempladas en los puntos 5.1, 5.3 o 5.5 expuestos más arriba. En relación con ese tratamiento independiente de aguas residuales no contemplado en la Directiva 91/271/CEE, las presentes conclusiones sobre las MTD abarcan también el tratamiento conjunto de aguas residuales procedentes de orígenes diferentes si la carga contaminante principal proviene de las actividades contempladas en los puntos 5.1, 5.3 o 5.5 enumeradas más arriba.

Por consiguiente, se quedan fuera otros tratamiento de residuos que puedan estar indirectamente incluidos en otras MTD, como puede ser la incineración o coincineración de residuos, valorización de residuos como materias primas incluidas en otras MTD (papel, cemento, fundición de escorias metálicas, grandes instalaciones de combustión, regeneración de ácidos-álcalis, etc.) y vertederos.

Las conclusiones sobre MTD incluyen por un lado varias MTD relativas al desarrollo de procedimientos operacionales y de gestión, incluyendo la implantación de un Sistema de gestión ambiental, procedimientos de aceptación de residuos, etc. Por otra parte, la monitorización de parámetros clave (caudal, temperatura, conductividad, etc.) en distintos puntos para las emisiones al agua y a la atmósfera (incluido olores). Y a su vez, el control, tanto en agua como en emisiones, de diversos parámetros con las metodologías y frecuencias establecidas en función de los procesos de tratamiento de residuos empleados.

Se incluye por tanto por primera vez, a nivel de la UE, las MTD para las emisiones al agua y al aire de los tratamientos mecánicos y aeróbicos de los residuos. Para las emisiones al aire, las conclusiones abordan una serie de técnicas tales como el cerramiento de equipos o tratamientos para reducir las concentraciones de contaminantes emitidos al aire. Las MTD están preparadas para polvo, compuestos orgánicos volátiles totales, amoníaco, cloruro de hidrógeno, mercurio, clorofluorocarbonos y olor.

Otras MTD definidas en el documento se refieren a la implantación de técnicas para:

  • reducción de olores,
  • minimización de emisiones difusas,
  • reducción de emisiones de antorchas,
  • reducción de ruido y vibraciones,
  • reducción de consumo de agua y volumen de vertido,
  • depuración de aguas residuales,
  • prevenir o limitar las consecuencias ambientales de accidentes e incidentes,
  • utilizar con eficiencia los materiales, sustituyendo materiales por residuos
  • mejorar la eficiencia energética
  • reducir la cantidad de residuos destinados a ser eliminados,
  • reducción de emisiones a la atmósfera,

 

Las instalaciones de tratamiento existentes y autorizadas antes de la publicación de estas conclusiones, tienen según lo indicado en el Artículo 26 de Real Decreto Legislativo 1/2016, de 16 de diciembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación de cuatro años para cumplir con las nuevas MTD.

En los próximos meses es previsible que los órganos competentes iniciarán de oficio la revisión de las condiciones de las autorizaciones, para lo cual solicitarán toda la información que sea necesaria para llevar a cabo dicha revisión, y para lo cual será necesario que los titulares de las instalaciones aporten los resultados del control de las emisiones y otros parámetros que les sean ahora de aplicación y que permitan una comparación del funcionamiento de la instalación con las mejores técnicas disponibles descritas en las conclusiones relativas a las MTD aplicables y con los niveles de emisión asociados a ellas.

Con la revisión  se actualizarán todas las condiciones de la autorización para garantizar el cumplimiento de los valores límite de emisión asociados a las conclusiones de las nuevas MTD.

Sin embargo, las nuevas instalaciones que se quieran autorizar a partir de la fecha de la publicación de las conclusiones de las MTD, deberán cumplir de inmediato con los nuevos requisitos planteados.

En este sentido, en AmbiNor venimos colaborando a lo largo de estos años, con diferentes actividades industriales afectadas por las sucesivas conclusiones de MDT que se van publicando (grandes instalaciones de combustión, cría intensiva de aves de corral o cerdos, sector químico, etc.) para efectuar un análisis global de procesos y operaciones, de cara a justificar su grado de cumplimiento de las prescripciones impuestas en las MTD que resultan de aplicación.

En muchas ocasiones, las nuevas prescripciones van a suponer modificaciones, en algunos casos sustanciales, de las autorizaciones ambientales integradas de las actividades afectadas, por ello, NO DUDE EN CONTACTAR CON NOSOTROS SIN COMPROMISO!

Los comentarios están cerrados.