La visión del Director Ambiental de Obras

10 Oct2017

DAO_AmbiNorTodos aquellos familiarizados con el entorno de las obras saben que en cada una de ellas existe un buen número de personas dedicadas a la gestión, responsables de que todo llegue a buen puerto: Jefe de obra, Director de Obra, Coordinador de Seguridad y Salud, Responsable de Calidad de la contrata…. Pero existe una característica que diferencia entre todos estos puestos y el de Coordinador o Director Ambiental de Obra, y esta es su amplia visión de las obras.

 

Mientras para el resto de responsables de gestión su labor se centra en todo aquello que ocurre dentro del límite de expropiación de las obras, la misión del Coordinador Ambiental va más allá, ya que no solo debe controlar qué ocurre dentro de las obras, sino todos los impactos directos e indirectos que ocurren en el entorno a consecuencia de las obras.

Por tanto un buen Coordinador Ambiental no se centra únicamente en los tajos abiertos, donde se sabe con certeza que se producirá un impacto, sino que posee una visión de la obra mucho más amplia, y su ámbito de vigilancia puede llegar a extenderse varios kilómetros desde el tajo de las obras.

Habitualmente se puede encontrar al Coordinador ambiental equipado con su GPS, prismáticos y lista de chequeo, dirigir su mirada a las ramas de los árboles cercanos que desvelen daños inesperados, analizar el estado de los cauces aguas abajo de las obras o el aumento o pérdida de caudal de los mismos, verificar el mantenimiento del buen estado de las zonas con mayor ambiental de las inmediaciones, buscar material de obra y residuos abandonados en las inmediaciones de las obras, encontrar señales de presencia de fauna (nidos, madrigueras, huellas…), comprobar el estado de la evolución de la restauración de zonas de obras finalizadas hace tiempo, revisar que no existen rodadas de maquinaria en zonas no previstas,  identificar vertidos de la maquinaria de obra, comprobar que ninguna vía pecuaria está ocupada por acopios o residuos, verificar que en el punto limpio los residuos se encuentran correctamente almacenados y etiquetados, visitar el estado de zonas de instalaciones auxiliares, y un largo etcétera.

En definitiva esta visión “externa” de las obras, que aporta el Director Ambiental de Obras permite identificar si los cambios ambientales que se producen fuera de la zona de obras son o no consecuencia de las obras, y en caso de que así sea proponer con celeridad las medidas correctoras necesarias para minimizar la afección.

 

En AmbiNor somos especialistas en la redacción y ejecución de Planes de Vigilancia Ambiental de Obras de diversa tipología: infraestructuras viarias, hidráulicas, energéticas, etc.

 

Los comentarios están cerrados.